martes, 22 de julio de 2008

Love Parade 2008: highway to love

Tras años queriendo ir a la Love Parade, este año no tenía excusa. Con el partyplace a unos 260 km de casa (3:30 horas en tren), no podía faltar. Fue una pena que ciertos chungos y perras no pudieran venir.

El plan fue: ir en tren sábado por la mañana, pasar el día y la noche en Dortmund, y volver a Den Haag domingo por la mañanna. Sin complicaciones.

En el tren de camino a Dortmund se podía ya respirar el ambiente festivo. Gente con ropas estrafalarias y en elevado estado de embriaguez para ser las 10 de la mañana.

Nada más llegar a Dortmund encontré un puesto donde vendían unas salchichas increibles. Gigantes, y rodeadas de pan y queso. Vamos, "light". No hay mejor forma de empezar una jornada intensa de fiesta.

La verdad es que viendo la foto no tiene buena pinta, pero estaba de muerte.

Por las calles de Dortmund había gente por todas partes. Pero la fiesta en sí no empezaría hasta 3 horas más tarde, así que aproveché para hacer un poco de turismo. Qué decir de Dortmund... No me pareció nada especial... No parecía muy grande (aunque sorprendentemente acabo de ver en Wikipedia que tiene casi 600.000 habitantes), y sin mucho por ver. Además, dió la casualidad que casi todos los edificios que tenían pinta de interesantes estaban en obras.

La fiesta consistía en 40 camiones numerados del 1 al 40 (originales eh!), cada uno con su dj, su música (que cubría diferentes estilos dentro de la música electrónica, desde house hasta hardcore/hardstyle), y sus hordas de seguidores. Estos camiones iban circulando por la autovía A2, cortada especialmente para el evento. Por ello el nombre de la fiesta "highway to love". Se movían a una velocidad muy lenta, y a veces se paraban por largos ratos, viniendo a ser una especie de discotecas móviles.

Las opciones eran sencillas: te quedabas junto a un camión en el que te gustara la música, lo seguías si empezaba a moverse, o esperabas a que viniera el siguiente, con más música y gente.

Además de los camiones, había un escenario principal en una zona muy espaciosa junto al Westfallenhallen, donde iban pinchando los DJs más famosos: David Guetta, Armin van Buuren, Paul van Dyk, Moby, entre otros.

Había muchísima gente por todas partes. Y gente que venía de todas partes (incluso españoles), aunque sobre todo estaba lleno de alemanes (curiosamente!). Por cierto, que cuando a un alemán le preguntaba si hablaba inglés me ponían unas caras como diciendo "uff, vamos a ver lo que sale...", y la verdad es que les costaba algo de esfuerzo hablarlo. Vamos, que estan muy por detrás de los holandeses en este aspecto.

Pero no todo era música. También había que compensar el esfuerzo generado con el baile. Por suerte, estaba todo lleno de puestos donde preparaban todo tipo de comida. Comida china, puestos especializados en sandwitches de pescado (crudo o en multitud de variedades), y por supuesto kebabs... Pero sobre todo, bratwurst, schnitzel, frikadeller y otras salchichas y carnes, todo a la brasa:

Puestos de schinkenst y brezel por todas partes:

Comida india:

E incluso un sitio donde vendían cerveza caliente y comida cutre:

Y un largo etcétera. Obviamente, había que probarlo todo! :D

En un momento dado, a unos "lumbreras" se les ocurrió subirse a lo alto de los carteles de la autovía. Desde allí podían disfrutar de unas vistas increibles. Seguro que disfrutaron de su momento de gloria.

Pero si una vez que vieron al primer listo que se subía, unos cuantos más no tardaron nada en subir también, mucho menos tardaron en bajar todos en cuanto se acercó por allí un "polizei" para desalojarlos.

Y aquí otro aficionado a las alturas. Éste, por algún motivo, me recordó a una canción de Juampa:

La paja que me casqué
encima de aquella farola
le supuso mucho esfuerzo
a mi pobre pirindola.

Tenía tantas ganas de hacerlo
que no se dieran ni cuenta
cuando mire para abajo
habia mas de cincuenta.

[...]

Al final del día, cuando terminó la música en el escenario principal, hubo un espectáculo de luces y fuegos artificiales.

Estaba chulo, sincronizado con la música y tal, pero me sorprendió que cada vez que lanzaban fuegos artificiales, la gente decía "oooohhhh!!". Es que nunca han visto fuegos artificiales? Se ve que no debe haber tanta afición por "ahí fuera" como en la Comunidad Valenciana...

Una vez llegada la noche, era el momento de ir a una afterparty. Había muchas donde elegir, pero, aunque no conocía a los DJs, fuí a una llamada "The way of love", que estaba en el mismo Westfalenhallen, con lo que tuve la ocasión de verlo por dentro.

Allí dentro, Unas 5/6 zonas con diferentes estilos de música, todos en torno al tecno y la música electrónica, pero de diferentes variedades.

Creo que empiezo a verle la gracia a esto del hardstyle... Igual me planteo aprender a bailarlo... Tiene pinta de muy divertido! Eso sí, tras unas 20 horas ininterrumpidas de pie, andando y bailando, el sábado no estaba para hacer muchos intentos. Alguien se anima? :)

Y llegó el momento de la vuelta a casa. En la estación compré otra de esas salchichas gigantes para llevármela a casa y comérmela por la noche. En el tren iba apestando a queso varios metros a la redonda. Pero era por una buena causa. Una pena no haber pillado más!!

Pues eso, un fin de semana muy exigente y agotador, pero una fiesta impresionante. Para terminar, alguna foto suelta:

A los que habéis faltado (vosotros sabéis quienes sois), el año que viene cuento con vosotros!!!

5 comentarios:

ale/pepino dijo...

La salchicha esa no tiene mala pinta en absoluto. De hecho, me recuerda a algo muy cercano.

Jhon dijo...

Salchichas y golfas. Bonita combinación. :-P

ayame dijo...

Salchichas, golfas, cervezas calientes y gorro de cowboy naranja ¿Se puede pedir más?


SI!


UN MEGÁFONOOOOOOOOOO Y 5L DE SANGRÍA POR CABEZA!! TIRURIII RUURIIRUUUUUUUUUU!

El año que viene hay que ir de perrasputeras! yeeeeeeeha!!

slurp!

Anabel dijo...

Estoy de acuerdo con ale/pepino (es karawapo??) en que la salchicha tenía muy buen aspecto. Además me ha hecho mucha ilusión reconocer el brezel.

El caso es que hay una parte que no me gusta, aunque no me acuerdo muy bien de qué parte es. Pero no importa, este finde duermes en el sofá :P

Adler dijo...

Este año tenemos que ir!!! :) \o/