sábado, 2 de mayo de 2009

Progreso

Estar en la calle con algo de frio, llegar al tren y al sentarte notar que los asientos tienen calefacción, con la consiguiente sensación cálido-placentera.

A eso yo lo llamo progreso...

2 comentarios:

ale/pepino dijo...

Bonita foto hecha en la estación de Dazaifu.

Pero a mí me parece más bien un coñazo. Casi nunca ves un tren así de vacío, y entrar con frío y con el abrigo puesto para encontrarse un vagón no solo lleno de gente sino además recalentado me parece un asco. Sobre todo porque no hay sitio ni para quitarse ni para dejar el abrigo. Y si te sientas, el culo te arde.

En verano, por contra, me veo obligado a llevar una rebequita cada vez que salgo con planes de subir al tren. Esa nevera que llaman tren.

Un respeto a la naturaleza, por favor. Y a los que nos vestimos para la ocasión.

Adler dijo...

Ale: muchas gracias por compartir tu experiencia del mundo real.

Por suerte como turista casi nunca coincidía con las horas puntas... :)

Es cierto que muchas veces (en todo el mundo) se abusa de las calefacciones en invierno hasta el punto que está la calefacción enchufada y hay que abrir la ventana porque hace demasiado calor. También pasa a la inversa en verano.