martes, 10 de marzo de 2009

Tostar piñones

Hoy el tema va sobre los piñones, ingrediente muy importante de la cocina mediterránea. Particularmente, a mí me gustan tostados, para echarlos en las ensaladas, y que estén crujientes y... sepan a tostado.

El otro día mi perrita me regaló una bolsa entera, así que este post va dedicado a ella :)

Dado los resultados de mi anterior intento, del cual (por suerte) no hay pruebas, he decidido reanudar el tueste de piñones desde un punto de vista más analítico.

Vamos a empezar con una premisa fundamental en la experimentación: "cuando hagas una prueba, no utilices todo el contenido". Así que primero probaremos con unos pocos.

Vamos a probar por el primer método.

"primer método" (imaginaos esto con voz así como con eco)

Vamos a tostarlos en el microondas. Alguno se preguntará: queeeeeee? Pero yo no, así que vamos a probar.

Unos minutos después... Oye, pues tienen buena pinta! Venga, vamos a repetir, pero ahora con media bolsa.

Unos minutos después... Sorpresa! Uy, esto qué es? Qué estructura tan peculiar! Por algún motivo, los piñones de alrededor se han quemado, y los del centro siguen crudos! Yo pensaba que el microondas repartía el calor por igual.

Probablemente el motivo sea el plato de porcelana, que por algún motivo se ha calentado especialmente por los bordes?

Una desventaja de tostar los piñones en el microondas, es que cuando un piñón se quema, se quema entero. No hay nada que rascar.

Vamos a probar ahora un segundo método.

"segundo método" (también con voz así como con eco)

Utilizamos el clásico sistema de poner los piñones en una sartén, e irlos moviendo para que se tuesten por todas partes, ya que el calor sólo les viene de abajo.

Aquí la dificultad consiste en darle exactamente media vuelta o un cuarto de vuelta a todos los piñones. Pero, los piñones tienden a comportarse como los imanes: mientras unos miran hacia arriba, otros siguen mirando hacia abajo, con lo que ahora la mitad se van a quemar, o la otra mitad no se van a tostar bien.

Solución, ser paciente y moverlos sin parar, para que se vayan tostando por todas partes.

Como podéis observar, yo no soy muy paciente :D Algunos están muy tostados por un lado, y otros más blanquitos.

Aún así, están muy ricos!! :) Además, creo que este resultado es más heterogéneo e interesante, tanto para el gusto como para el tacto. Conclusión: me quedo con la sartén.

Eso sí, de tanto comer piñones, a partir de ahora voy a plantar unos pinos que... :)

3 comentarios:

ale/pepino dijo...

1. Me gustan más crudos.
2. ¿Has probado a tapar la sartén para que se hagan un poco por arriba también?
3. Quiero piñones. Y almendras. Crudo todo.

ayame dijo...

aiiiiiiiiiiiiii mi perrita dedicandome el postt!! aiiiiiiiiiiiii

(L) (L) (L) (L) SSSLLLLLLURRRRRRRRRPPPPPPPPPPPPPPPP!!!

Por cierto, el mejor método es el horno. Yo los frutos secos los meto en la bandeja con papel de horno, a 150º, durante 15-20 minutos y cada 3-4 minutos le vas dando vuelta con una pala para que se hagan bien por todos lados. El horno reparte el calor más uniformemente que el microondas o la sarten xDDD \o/

Aunque creo que la solución está, en que la próxima vez que te regale piñones, te los regalo tostados :D

\\\\\\\\\\\o///////////

tiruu riii ruu riii ruuuuuuuu!!!

¿Te he dicho que me encantan tus post??? ^^

Mil slurpssss perritaaa!! ^_^

certificado manipulador de alimentos dijo...

hasta ahora no me gustaban los piñones,pero ahora siiii :D